Skip to main content
Soledad en la era digital

Soledad en la era digital

Soledad en la era digital

Vivimos en la era digital, una época en la que la sociedad está plenamente interconectada con infinidad de posibilidades de interacción con cualquier rincón del mundo.

Podemos relacionarnos con quien queramos, en el momento que queramos sin importar la distancia, pero es precisamente en ese momento de máxima conexión cuando más de un 40% de los adolescentes dicen sentirse solos, el doble que hace 15 años. ¿Qué está pasando? ¿Por qué cada vez hay más jóvenes que se encierran en sus habitaciones y socializan de forma virtual a través de pantallas de móviles y ordenadores?

La soledad en las redes

Si no hace tantos años cualquier adolescente debía salir a la calle para socializar, actualmente solo el 25% de los jóvenes se encuentran a diario con sus amigos, la mitad de lo que lo hacían antes de la irrupción de la era digital. La soledad comienza a ser un problema cada vez más generalizado y Hugo Valenzuela, profesor de antropología en la UAB, explica que hay estudios sociológicos que dicen que en EEUU, Noruega, España y otros países occidentales, el problema del aislamiento y la soledad es uno de los grandes retos que deben asumir las sociedades. Y esto también ocurre con nuestros jóvenes.

Los jóvenes están cambiando la actividad social por la interacción con pantallas de móviles y ordenadores y el adolescente español es precisamente el más adicto de toda Europa a la red con un 21,3%, cuando la media europea se sitúa en un 12,7%.

Un 44% de los jóvenes dicen que se conectan para no sentirse solos, pero no son conscientes de que precisamente las redes son las que provocan mayor soledad, y una consecuencia aún peor: el aislamiento social. El cuerpo está en el mundo real, pero nuestra mente está focalizada en otra cosa. La pantalla nos cierra dentro de una burbuja digital completamente virtual que nos encarcela de algún modo, dice Julien Mauve, fotógrafo especializado en la relación entre soledad y pantallas.

Un adolescente solo es un adolescente de riesgo

A pesar de que cualquier joven o adolescente está expuesto al peligro de las redes, Josep Matalí, jefe de Psicología Infantil y Juvenil del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, explica que “hay un grupo de población más vulnerable. Pueden ser adolescentes que vengan de situaciones previas con dificultades de relación, por timidez, porque han perdido a sus amigos en un momento determinado, porque tienen un trastorno de ansiedad o porque es alguien a quien le han pasado cosas o tiene trastornos mentales previos que pueden hacer que se quede refugiado en el mundo online para que allí se sienta más seguro, más confortable y más cómodo. Aquí es donde empezamos a tener una situación más problemática".

Éste es el caso de Laura, una adolescente que pasó dos años y medio encerrada en casa. “Solo socializaba con el mundo virtual", apunta Laura, "me encerraba en casa porque sabía que era un lugar seguro. Tenía miedo de que me juzgaran y me iba cerrando. Pero llega un momento en que la soledad es muy grande y te preocupas de que no haya nadie. El juego y las redes te calman al principio pero después te destruyen".

Josep Matalí explica que "el hecho de reconocer que estás solo, es reconocer un fracaso, llegas a pensar que "algo has hecho mal". Puedes tener 1.000 personas agregadas en Instagram pero después quieres salir a dar una vuelta y no tienes a nadie. Esto va asociado a sensaciones de rechazo, de soledad, de no pertenencia".

Cuando el juego se convierte en una adicción

El juego online es gratuito, todo el mundo puede acceder y los jóvenes cada vez pasan más horas jugando. Los niños encuentran en la pantalla un método de evasión, relajación, bienestar falso. Es como cuando alguien está mal y bebe alcohol.

El Dr. Josep Matalí explica que a partir de 2009-2010 empezaron a aparecer en las consultas un goteo de demandas de tratamiento. Actualmente se dan un 60% de demandas de adicciones comportamentales frente a un 40% de adicciones a sustancias. Y lo preocupante es que las edades de inicio del uso de pantallas han ido bajando mucho.

El uso del juego genera placer, al igual que podría generarlo el consumo de una sustancia como la cocaína. Esto produce un incremento de la dopamina. ¿Pero qué ocurre cuando deja de entrar dopamina en el cerebro, cuando el joven deja de jugar o de consumir? El cerebro percibirá entonces que hay una serie de receptores que no están saciados y necesitará volver a jugar o consumir para volver a entrar dopamina.

"Al adicto al vídeojuego debe tratarse igual que al adicto a las drogas. Es un tratamiento hacia la abstinencia total y no volver a jugar. El problema es que cuando vemos a alguien consumir droga sabemos que es malo, está estigmatizado y no nos gusta. En cambio, el consumo del móvil lo vemos como algo normal y no detectamos el abuso como algo malo", dice Marc Masip, psicólogo y director de Desconect@.

“Es una adicción y para las familias es un drama porque no pueden controlarla. Necesitamos una intervención y el primer paso es el alejamiento. Debemos “separarlo de la droga”. Y esto a veces conlleva un ingreso hospitalario", dice Montse Pàmies, Jefa de Psiquiatría Infantil y juvenil del Hospital Parc Taulí de Sabadell.

El caso de China

Algunos países están viendo ya los estragos que este uso de las pantallas está generando en sus adolescentes. Éste es el caso de China, donde el gobierno ha lanzado una cruzada abierta contra los juegos en red, una afición a la que acusan de haberse convertido en adicción entre los más jóvenes, y donde las autoridades han decidido intervenir prohibiendo que los menores dediquen más de tres horas semanales a una actividad que califican como “droga electrónica” entre los más jóvenes.

Efectos positivos

Pero no todo es negativo, un uso adecuado de las pantallas también puede acarrear beneficios. Carles Sora, director del Centro de la Imágenes y la tecnología de la UPC afirma que "hay muchos estudios que demuestran que las interacciones que se generan en el entorno digital afectan de forma positiva en interacciones en el mundo real. Se han comprobado mejoras demostradas en capacidades cognitivas, en la capacidad de cálculo, en la capacidad de dimensionar el espacio, o incluso relacionarse con los demás".

Cómo debemos acercar los niños a las redes

Hasta los dos años los niños no deberían tener contacto con ningún dispositivo digital. Hasta los 5-6 años no sería recomendable exponerlos más de una hora y media al día porque están en un proceso de desarrollo de la retina, y experimentando con la motricidad fina. A partir de ahí el acercamiento debería ser gradual y controlado bajo una supervisión parental.

También cabe añadir que poco a poco comienzan a surgir movimientos contrarios a ese uso abusivo de las pantallas. Es destacable que los propios creadores de Silicon Valley han decidido llevar a sus hijos a escuelas analógicas y tienen prohibido el acceso al móvil.

Acceso a la fuente de consulta:

Solitud, la pandèmia de l’era digital. TV3.

Esta información es de carácter divulgativo y no sustituye la tarea de los equipos profesionales de la salud. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con tu profesional de referencia.
Publicación:  06/04/2022 Última modificación:  17/07/2023
sociedad

Contenidos relacionados

¿Cómo saber si la información sobre salud en internet es fiable?
Artículo

¿Cómo saber si la información sobre salud en internet es fiable?

En la actualidad Internet constituye una fuente de información sobre salud indispensable para muchos pacientes y para toda la población en general. Sin embargo, no todos los contenidos de las páginas web resultan fiables. ¿Cómo saber si una web es fiable?

El juego online, la moda que puede convertir a los jóvenes en ludópatas
Artículo

El juego online, la moda que puede convertir a los jóvenes en ludópatas

Cada vez hay más famosos anunciando juegos de apuestas online. Presentadores o deportistas de élite se meten en nuestros hogares llegando a nuestros jóvenes, para invitarlos a jugar sin que nadie les advierta de los peligros que ello representa. El resultado: el número de jugadores infantiles se ha cuadruplicado en sólo dos años, y un estudio realizado por la Comisión de Apuestas, sugiere que 450.000 niños de entre 11 y 16 años apuesta periódicamente, un número más alto que el de los menores que han tomado drogas, alcohol o fumado.

La soledad en niños y adolescentes: causas y consecuencias
Artículo

La soledad en niños y adolescentes: causas y consecuencias

Los sentimientos de soledad pueden darse de forma habitual en la infancia y se acentúan a menudo en la adolescencia. Los adolescentes son especialmente sensibles a desarrollar sentimientos de soledad en comparación con otros grupos de edad. 

¿Tienes hijos/as y estás separado/a? Participa en esta encuesta
Notícia

¿Tienes hijos/as y estás separado/a? Participa en esta encuesta

¿Tienes un hijo/a y estás separado/a? ¿Te resulta un reto hacer “equipo de padres” con el padre/madre de tus hijos/as? Ayúdanos a responder esta encuesta con el objetivo de estudiar las relaciones familiares y su vínculo con la salud mental de los hijos. ¿Nos ayudas?