Skip to main content

La muerte súbita del lactante: qué es y cómo se puede evitar

Bebé dormido

Descubre qué es la muerte súbita del lactante y cómo prevenirla. Aprende sobre las mejores prácticas para el sueño seguro del bebé, incluyendo la posición boca arriba, la elección de una cuna adecuada y evitar objetos sueltos en la cama. También, conoce los factores de riesgo y medidas preventivas importantes, como no fumar durante el embarazo y promover la lactancia materna. Mantén a tu bebé seguro mientras duerme.

La muerte súbita del lactante

La principal causa de muerte de los bebés de entre un mes y un año en los países desarrollados es la muerte súbita inesperada del lactante (SMSL). Ésta se define como la muerte súbita de un lactante de menos de un año, cuya causa permanece inexplicada tras una investigación minuciosa. Habitualmente ocurren durante el sueño.

Las causas de estos episodios se están estudiando permanentemente y aunque muchas veces no se descubre el motivo si está comprobado que hay factores que aumentan el riesgo y, por tanto, acciones preventivas.

A la hora de dormir

  • Ponlo a dormir boca arriba siempre; ni de lado ni boca abajo. Aunque no te lo parece, es la forma en que los bebés tienen más capacidad de despertarse si les pasa algo (vomitan, tienen mocos...). Incluso si tu hijo ha sido prematuro, una vez esté en casa. Sólo en casos muy seleccionados y siempre que tu pediatra te lo indique (por ejemplo. malformaciones que afecten a la vía respiratoria superior) lo pondremos en alguna otra posición. Sin embargo, cuando tu hijo esté despierto y bajo supervisión de un adulto, debe ponerse boca abajo para ayudar a fortalecer los músculos del cuello y evitar los puntos planos de la cabeza.

  • La cuna debe tener una superficie firme y no debe estar inclinada. Estudios han demostrado un incremento de cinco veces el riesgo de sufrir muerte súbita en superficies blandas, llegando hasta 21 veces si se combina con situar al bebé en posición boca abajo. El colchón del bebé no debe ser blando ni de espuma.

  • Evita que la ropa de la cama esté suelta y no haya objetos blandos dentro, como almohadas y peluches. El riesgo de asfixia aumenta mucho si se ponen almohadas, peluches u otros dispositivos. Trate de evitar ropa de cama no agarrada al colchón y se recomiendan, en la medida de lo posible, los pijama-sacos. ¡En la cama sólo el bebé!

  • Ponlo a dormir en la misma habitación que tú, junto a tu cama, pero en una superficie distinta. Se entiende que hay muchos padres que eligen el colecho por diferentes razones, entre las que se encuentra el favorecimiento de la lactancia materna. Sin embargo, dada la evidencia publicada hacia el riesgo de sofoco con el colecho, no se puede recomendar practicarlo. Sigue estos consejos cada vez que lleves a tu bebé a la cama contigo, aunque no tengas previsto dormirte. De esta forma se reducirán algunos riesgos:

    • Mantén las almohadas de adultos y la ropa de cama o cualquier otro elemento con el que pueda taparse la cabeza o le pueda provocar sobrecalentamiento, lejos del bebé. Ponlo a dormir boca arriba.

    • No lleves mascotas u otros niños en la cama.

    • Estate seguro que el bebé no puede quedar atrapado en cualquier lugar o caer de la cama.

Ten en cuenta que en las siguientes situaciones el riesgo de muerte súbita se ha descrito hasta diez veces superior:

  1. Tú o cualquier persona que comparta la cama recientemente ha bebido alcohol.

  2. Tú o cualquier persona que comparta la cama es fumadora.

  3. Tú o cualquier persona que comparta la cama ha tomado alguna droga o medicamentos que provoquen somnolencia excesiva.

  4. Si tu bebé ha sido prematuro (antes de las 37 semanas del embarazo) o pesó menos de 2,5 kg cuando nació.

  • No lo pongas a dormir en el sofá, existe riesgo de asfixia y estrangulación. El riesgo de muerte súbita es 50 veces mayor para los bebés cuando duermen en un sofá o un sillón con un adulto. También aumenta el riesgo de muerte accidental puesto que pueden deslizarse fácilmente y quedar en una posición que estén atrapados y no puedan respirar.
  • Evita el sobrecalentamiento y no le cubras la cabeza o vigila que no pueda hacerlo. Se ha demostrado un aumento del riesgo de muerte súbita con el sobrecalentamiento.

Otras medidas que disminuirán mucho el riesgo de muerte súbita de tu bebé

  • Evita fumar durante el embarazo y posteriormente. Asimismo, intenta mantener al bebé en espacios libres de humo.

  • Realiza un seguimiento adecuado de la gestación y del período perinatal.

  • Aliméntalo con leche materna exclusivamente durante los primeros 6 meses, siempre que sea posible y no haya contraindicaciones. Posteriormente y hasta el año de vida continúa con la lactancia materna. La evidencia científica apunta a una asociación entre el amamantamiento y la prevención de la muerte súbita de lactante.

  • El uso del chupete está altamente recomendado en cuanto a la prevención de la muerte súbita. Ahora bien, en lactantes que realizan lactancia materna, no debe introducirse hasta que la lactancia materna no se haya establecido correctamente (amamantamiento suficiente, consistente, cómodo y con aumento ponderal establecido).

Esta información es de carácter divulgativo y no sustituye la tarea de los equipos profesionales de la salud. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con tu profesional de referencia.
Publicación:  14/09/2023 Última modificación:  04/01/2024
bebé · muerte súbita del lactante
martinez-planas-aina
Aina Martínez Planas
Ver más
Pediatra. Especializada en: Hospitalización y transporte crítico pediátrico y neonatal (SEM). Episodios aparentemente letales, apneas del lactante y muerte súbita del lactante. Servicio de Pediatría
1. Moon RY, Carlin RF, Hand I; AAP Task Force on Sudden Infant Death Syndrome; AAP Committee on Fetus and Newborn. Sleep-Related Infant Deaths: Updated 2022. Recommendations for Reducing Infant Deaths in the Sleep Environment. Pediatrics. 2022;150(1):e2022057990 2. Duncan JR. and Byard RW. SIDS Sudden Infant and Early Childhood Death. The past, the present and the future. South Adelaida, Australia. University of Adelaide Press and Barr Smith Library; 2018. DOI: https://doi.org/10.20851/sids. Consultat al juliol de 2023 3. Grupo de Trabajo para el Estudio de la Muerte Súbita Infantil. Libro Blanco de la Muerte Súbita Infantil 3ª edición. Madrid. Ediciones Ergón. 2013. ISBN: 978-84-15351-90-0. Consultat al juliol de 2023

Contenidos relacionados

¿Es un problema que tu hijo se chupe el dedo?
Artículo

¿Es un problema que tu hijo se chupe el dedo?

A muchos niños les cuesta quitarse el hábito de llevarse el dedo a la boca. A algunos padres les preocupa que esto pueda dar lugar a problemas dentales, mientras que otros consideran, simplemente, que es una costumbre fea. Pero lo que muchos no saben es que conocer las causas de ese gesto es fundamental para ponerle fin.

Obstrucción del conducto lagrimal ¿Cómo actuar?
Artículo

Obstrucción del conducto lagrimal ¿Cómo actuar?

No es nada raro que el conducto que transporta las lágrimas desde el ojo hasta la nariz no se haya desarrollado completamente al nacer, o esté parcialmente cerrado. 

Los primeros auxilios psicológicos en niños de 0 a 3 años
Artículo

Los primeros auxilios psicológicos en niños de 0 a 3 años

La mayoría de nosotros sabe qué son los primeros auxilios y muchos hemos aprendido a aplicarlos. Consisten en una serie de acciones ordenadas que es recomendable que practiquen aquellos que primero llegan a un accidente o atienden a una persona que se ha lesionado. 

Consejos para el baño e higiene del recién nacido
Artículo

Consejos para el baño e higiene del recién nacido

Una de las preocupaciones de los padres novatos es cómo aplicar una higiene correcta al recién nacido tomando en cuenta todas las precauciones y con seguridad. Esta guía pretende ayudarte a que el baño sea seguro, eficaz y agradable, tanto para ti como para el bebé.

Actividades relacionadas