Skip to main content

Cómo acompañar a los niños que tienen miedo a los petardos

Niña con miedo en la calle. Freepik

Se acerca el inicio del verano y con ello las verbenas, celebraciones llenas de música, hogueras, en las que no faltan los petardos o fuegos artificiales. Sin embargo, el miedo a los petardos es un hecho que puede darse en los más pequeños de la familia. El miedo a los petardos es frecuente en los niños pequeños.

El miedo

Este tipo de miedos en la infancia son habituales, universales, adaptativos y forman parte del proceso de aprendizaje.

Alrededor del 40 % de los niños entre seis y doce años muestran miedos o preocupaciones.

El miedo es una emoción habitual durante la infancia, que aparece cuando el niño siente peligro, debido a una amenaza real o no. Es un comportamiento normal y necesario para el desarrollo evolutivo, y que, en la mayoría de los casos, disminuye de forma natural a medida que crecemos, tiende a resolverse espontáneamente con la maduración cognitiva.

En el caso de los fuegos artificiales o pirotecnia, esta situación puede provocar o generar una respuesta de ansiedad o malestar pudiendo llegar a condicionar, en menor o mayor grado, dichas fechas y celebraciones.

A continuación, se describen algunas recomendaciones básicas que pueden ser de utilidad en este tipo de ocasiones: importancia de explicarles la situación, que los cohetes suceden en una fiesta, transmitirles la seguridad de que no nos va a pasar nada, tratar de tranquilizarlos, abrazarlos, mantener la calma, ofrecerles comprensión, no exponerlos deliberadamente, no forzarlos.

Si el niño llora, se sobresalta o se asusta es importante no ridiculizarle o reírse. Unos días antes, explicarles lo que muy probablemente vaya a ocurrir durante la fiesta. Se puede hacer uso de fotos o vídeos.

Se trata de buscar siempre el enfoque positivo intentando que el menor disfrute. Si el niño tiene miedo, es aconsejable someterlo a una exposición progresiva a ellos, es decir, ir acercándolo poco a poco a los petardos hasta que el niño coja confianza.

Cuándo el miedo pasa a convertirse en una fobia infantil

En general, se convierte en un problema cuando el niño sufre por ello o cuando su malestar es objetivamente mayor a lo esperado y cuando limita actuaciones propias o las de toda la familia.

Por otro lado, existe un tipo de población más vulnerable, como es el caso de los niños o personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) que acostumbran a presentar hipersensibilidad auditiva.

Muchos de estos niños/as pueden manifestar una reacción muy significativa frente a ruidos de alto impacto como es el caso de petardos, cohetes o pirotecnia que se emplean en estas fechas.

En algunos casos, esta característica puede controlarse. Sin embargo, en muchos otros casos, esta molestia puede condicionarles por completo el día o la celebración de estos niños y sus familias. Pueden llegar a angustiarse mucho con sonidos tan estridentes.

Por ello, ante la posibilidad de exponer a los niños con autismo a una situación donde haya fuegos artificiales se recomienda aplicar algunas de las siguientes estrategias con el fin de reducir su nivel de ansiedad o malestar: anticipar la situación con apoyo visual (pictogramas, fotos), utilizar algún amortiguador de sonido como pueden ser cascos aislantes, ya que esto reducirá en cierta medida la intensidad de los estímulos auditivos. Otra acción que podría llevarse a cabo es alejarlo de los petardos en la medida de lo posible o bien adaptar el entorno a las necesidades del niño, por ejemplo, cerrando ventanas, bajando persianas en casa si fuera necesario con el objetivo de reducir estresores ambientales.

Como conclusión cabe tener en cuenta que los miedos suelen variar a lo largo del ciclo vital, especialmente a lo largo de la etapa de la infancia y la adolescencia. Superarlos fomenta la confianza y la seguridad en uno mismo. Todos los miedos pueden superarse.

Por último, destacar la importancia de dar visibilidad a las personas con autismo y sensibilizarnos con sus dificultades y características, así como comprender las molestias que este tipo de estruendos puedan ocasionarles.

Esta información es de carácter divulgativo y no sustituye la tarea de los equipos profesionales de la salud. Si necesitas ayuda, ponte en contacto con tu profesional de referencia.
Publicación:  20/06/2024 Última modificación:  20/06/2024
miedo · petardos · parentalidad
ruiz-diaz-carolina
Carolina Ruiz Díaz
Ver más

Psicóloga clínica. Especializada en atención precoz de los trastornos del neurodesarrollo.

Servicio de Neurología
Acceso a las fuentes de consulta: Caring for your School-Age Child: ages 5 to 12. 2004. American Academy of Pediatrics. Loud noises. Autism & Anxiety. Sept, 5, 2008. Autism Speaks. Parents seek help for extreme reaction to loud noise. Autism & Anxiety. August, 29, 2014. Autism Speaks.

Contenidos relacionados

Mi hijo me ha dicho que no es heterosexual: infinidad de opciones
Artículo

Mi hijo me ha dicho que no es heterosexual: infinidad de opciones

A pesar de que hoy en día la homosexualidad es un hecho cada vez más aceptado socialmente, para muchas personas representa un problema de aceptación y convivencia social. Especialmente para los más pequeños, a quienes puede costarles aceptarlo y, sobre todo, afrontar la reacción de sus compañeros y familiares.

¿Padre o madre soltera? Ocho consejos para familias monoparentales
Artículo

¿Padre o madre soltera? Ocho consejos para familias monoparentales

Si eres padre o madre en solitario sabrás lo complicado y estresante que puede ser a veces criar a un hijo por tu cuenta, pero con la ayuda de estos consejos y recursos la tarea de educar a tu hijo y llevar el día a día puede ser mucho más sencilla.

Guía de control parental: herramientas para garantizar la seguridad de nuestros hijos en la red
Artículo

Guía de control parental: herramientas para garantizar la seguridad de nuestros hijos en la red

Las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día, sobre todo los jóvenes que han nacido con ella. Si se utiliza adecuadamente, la tecnología es una potente herramienta de aprendizaje pero si no aprendemos a usarla de forma correcta, se convierte en un arma de doble filo. ¿Cómo podemos guiarlos para un uso responsable?

¿Cómo podemos prevenir la adicción a las pantallas?
Artículo

¿Cómo podemos prevenir la adicción a las pantallas?

No todos los niños tienen el mismo riesgo de desarrollar una adicción a las TIC, la relación que generen con las pantallas dependerá en gran medida de la educación recibida al respecto.

Actividades relacionadas